Mundo Fusion

martes, enero 21, 2014

Sobre el "Bien" y el "Mal"...

"Bien" y "Mal", Ángel y Demonio, Cielo e Infierno, Luz y Oscuridad, Día y Noche, Sol y Luna..., no son acaso como el Yin y el Yang, dos partes inseparables de un mismo TODO...?


"No es posible despertar la conciencia sin dolor... 
La gente es capaz de hacer cualquier cosa, por absurda que sea, 
para no enfrentarse a su propia Alma... 
Nadie se ilumina imaginando figuras de Luz, 
si no haciendo consciente su Oscuridad..."
(Carl Gustav Jung)


"Sin contrarios no hay progreso. Atracción y repulsión, razón y energía, amor y odio son necesarios a la existencia humana. Brota de esos contrarios lo que las religiones llaman el "Bien" y el "Mal". El "Bien" es el elemento pasivo sumiso a la Razón. El "Mal" es el activo que brota de la Energía. "Bien" es Cielo. "Mal" es "Infierno..."
(El matrimonio del Cielo y el Infierno - William Blake)

"Tú no tienes idea sino de una sola aspiración. ¡Ah! ¡no aprendas jamás a conocer la otra!. Dos almas residen ¡ay! en mi pecho. Una de ellas pugna por separarse de la otra; la una, mediante órganos tenaces, se aferra al mundo en un rudo deleite amoroso; la otra se eleva violenta del polvo hacia las regiones de sublimes antepasados. ¡Oh! Si hay en el aire espíritus que se mueven reinando entre la tierra y el cielo, descended de las áureas nubes y conducidme lejos, a una nueva y variada vida. Sí; a poseer yo tan sólo un manto mágico que me transportara a extrañas regiones, no lo cedería por las vestiduras ociosas, ni por un manto real..."
(Fausto - Goethe)

"-Ya sé -dijo resignado-, es la eterna historia. ¡El caso es no ser consecuente! Pero te voy a decir una cosa: éste es uno de los puntos en los que aparecen con toda claridad los fallos de nuestra religión. El Dios del Antiguo y Nuevo Testamento es, en efecto, una figura extraordinaria; pero no es lo que debe representar. Él es lo bueno, lo noble, lo paternal, lo hermoso, y, también, lo elevado y lo sentimental. ¡De acuerdo! Sin embargo, el mundo se compone de otras cosas; y éstas se adjudican simplemente al diablo, escamoteando y silenciando toda una mitad del mundo. Se venera a Dios como padre de la vida, negando al mismo tiempo la vida sexual, sobre la que se basa la vida
misma, declarándola diabólica y pecaminosa. No tengo nada en contra de que se venere al Dios Jehová. ¡En absoluto! Pero opino que deberíamos santificar y venerar al mundo en su totalidad, no sólo a esa mitad oficial, separada artificialmente. Por lo tanto, deberíamos tener un culto al demonio junto al culto divino. Sería lo justo. O si no, habría que crear un dios que integrara en sí al diablo y ante el que no tuviéramos que cerrar los ojos cuando suceden las cosas más naturales de la vida..."
(Demian - Hermann Hresse)

"El hombre es responsable en la medida en que es libre para elegir sus propios actos. Pero la responsabilidad no es otra cosa que un postulado ético, y con frecuencia una racionalización, por parte de las autoridades, del deseo de castigarlo. Precisamente porque el mal es humano, porque es el potencial de regresión y la pérdida de nuestra humanidad, está dentro de cada uno de nosotros. Cuanto más conscientes somos de esto, menos nos instituiremos en jueces de otros..."
(El corazón del hombre - Erich Fromm)

"Y yo quise cambiar el mundo, 
y, tal vez, ese mundo me cambió... 
 Y hay noches que me hundo entre la nada, 
para alcanzar la misma conclusión: 
“No soy ninguna "santa” 
Porque a veces me pierde el Corazón... 
"Te pasas de la raya": 
Eso es lo que me dice la Razón..."

1 Comments:

At 21 enero, 2014 20:41, Blogger LUIS ANGEL ARRIBAS said...

Desde mi punto de vista, el problema se produce cuando se impone claramente el bien o el mal. Para vivir hay que mantener un equilibrio impredecible. Es un blog muy interesante.

 

Publicar un comentario

<< Home