Mundo Fusion

miércoles, febrero 22, 2006

Pensando un poco en mi...


Creo que voy a retomar mis clases de yoga... La verdad es que siempre me había sentido atraida por algun día asistir a una clase de yoga, no se, me parecía que podía ser una buena forma de relajarme y dedicarme un poco de tiempo a mi misma. Y es que aquí en Madrid con el ritmo de vida que llevamos: trabajo, atascos, prisas..., es a veces difícil encontrar un momento para pensar en nosotros mismos. En fin, que como os estaba contando, el año pasado me decidí a ir a clase de yoga, el gimnasio al que estoy apuntada y al que al final casi nunca voy, lo tenía incluido en sus clases. Mi primera clase me encantó, así que continué yendo hasta que por unas cosas u otras un día dejé de ir...

Una de las cosas que más me gustaban es que al final, el profesor siempre nos contaba durante los últimos 5 minutos de clase una historia, un cuento, o alguna reflexión que él quería compartir con nosotros. Este año he decidido que voy a volver a mi clase de yoga, la pena es que el profesor del año pasado ya no está y al nuevo no le da por contar cuentos... Así que hoy os voy a contar yo uno a vosotros que me ha gustado mucho, lo lei en la WEB de Casa Asia. Se titula "El Diamante Mágico" y es un cuento popular oriental sobre hadas y piedras preciosas y sobre la insatisfacción del presente, la moraleja es que al final lo más importante es que tenemos que aprender a mirar en nuestro interior y a valorar aquello que nos rodea:

Dentro de un bosque frondoso, oculto en la húmeda sombra de sus árboles andaba un hombre solo con sus pensamientos. El hombre caminaba pensando en sus problemas y se encontraba vacío, y muy, muy triste. Mientras andaba y andaba por el bosque su desesperación ganaba terreno, pues no sabía darle un sentido a su existencia. Pero de repente, alicaído y melancólico, se encontró un bello diamante que se encontraba justo en medio del camino.

A pesar de su angustia cogió el diamante y lo puso suavemente en su mano. Después de soplar para quitarle el polvo empezó a observarlo detenidamente mientras se alejaba de su preocupación. ¡Un diamante muy bello!

Como hipnotizado por el diamante continuó quieto, inamovible en aquel rincón oscuro del bosque hasta que empezó a contemplar algo que brillaba dentro de aquella piedra preciosa tan valiosa: un rostro bello y afable se empezaba a dibujar en el diamante.

La belleza de aquel rostro de hada hizo estremecer a aquel hombre que se sentía absorto mientras unos grandes ojos pestañeaban repetidamente. Finalmente los labios de aquella preciosa hada se entreabrieron:

-Me llaman hada del bosque. Durante siglos he otorgado deseos a quién me lo ha pedido. Me puedes pedir aquello que más desees y te será concedido.

Aquellas palabras hicieron despertar el alma de aquel hombre absorto en sus pensamientos. ¡De repente se dió cuenta que una maravillosa hada le podía proporcionar aquello que quisiera!

-Pídeme aquello que más desees- repitió el hada del bosque.

La voz resonó tan dulcemente en sus pensamientos que el hombre no sabía como resolver sus deseos. En cambio aquella voz le parecía dulce y hermosa, como música para sus oídos. Así pues no sabía qué decidir, hasta que finalmente afirmó:

-Hada del bosque que habitas en este diamante, sólo te pido que hagas aquello que tu consideres mejor.

Y el hada contestó:

-¡Oh amigo desdichado! Eso me pediste cuando eras un animal y te convertí en el hombre triste que ahora eres!


Cuento extraído del libro "Los mejores cuentos espirituales de Oriente", de Ramiro Calle.


Por cierto, las fotos del bosque las hice el año pasado en un viaje al Parque Nacional de Ordesa, un lugar de ensueño en el que perderse para disfrutar de un buen paseo...

8 Comments:

At 22 febrero, 2006 16:54, Anonymous monica said...

Que bonito cuento!!
El otro dia estuve en un curso y el profesor tambien nos conto una bonita historia. Creo que es la mejor forma de enseñar cosas, os la resumo porque me encantó:

"Después de una enorme tormenta, el mar había estado muy agitado y había devuelto a miles y miles de estrellas de mar a la playa donde estaban agonizando. Había un niño pequeño que las iba recogiendo una a una y tirándolas de nuvo al mar para que pudieran salvarse.
Un hombre se acercó a ese niño y le insistio para que no perdiera más el tiempo ya que nada podía hacer, eran miles y era una tarea imposible... El niño se agachó, cogió una estrella de mar con sus manos y mientras la lanzaba al agua dijo: "Si, pero ESTA, vivirá".

 
At 22 febrero, 2006 16:56, Anonymous Es said...

Qué bonitas fotos y qué bonito cuento!!! Estas no me las has enseñado.

Yo cuando pido un deseo siempre pido lo mismo: Felicidad para todos mis seres queridos. Pienso que eso es lo mejor pq no todo el mundo es feliz de la misma manera ni con las mismas cosas.

Retoma lo del yoga, es genial para el cuerpo, la mente, el espíritu, la salud... A mi me pasa un poco igual, lo dejé ahora y quiero volver, pero el problema es que yo no lo puedo retomar pq ahora las clases son por las mañanas... creo que no me van a dejar salir del curro dos días a la semana para hacer Yoga... en fin, tendré que esperar a que lo vuelvan a poner por las tardes.

 
At 22 febrero, 2006 17:21, Blogger Beatriz said...

Gracias por el cuento. Hace a uno reflexionar... A veces queremos cosas creyendo que nos van a dar la felicidad y no es así. Y realmente tenemos que conocernos mejor a nosotros mismos, aceptarnos y valorar lo que nos rodea. Como la gente. Como Acnalb. Besos y gracias.

 
At 23 febrero, 2006 14:04, Blogger Beatriz said...

Por cierto, que ayer no dije que yo tengo una camiseta con ese dibujo ;)

 
At 23 febrero, 2006 14:17, Blogger Blanca said...

Ah si?, que casualidad, bueno, ya me la enseñarás ;-)

 
At 23 febrero, 2006 15:38, Anonymous Anónimo said...

Me ha encantado el cuento y muy original.

Además, también creo que dedicarse un rato cada día para hacer un poco de ejercicio, o de yoga, es estupendo para el cuerpo y la mente... (a ver si me aplico el cuento yo mismo :-)

Lo que se nota también es que se está formando un grupo de bloggeros asociados y está subiendo el nivel de los posts una barbaridad!!! Da gusto...

Un beso: Tomás.

 
At 28 febrero, 2006 17:17, Blogger Levosqui said...

El yoga está muy bien. En el sitio al que yo iba la gente tomaba un poco de té después de la sesión y charlaba.
No hay que obsesionarse con las posturas. El cuerpo se va flexibilizando...Luego puedes añadir pranayama (que son técnicas de respiración)...
Bonito el cuento.

 
At 04 marzo, 2010 21:31, Blogger Carlos G.P. said...

Queridos amigos: Os invito a compartir un vídeo, que fue filmado en mi intervención en el encuentro de educadores que tuvo lugar en Barcelona, con motivo de los talleres dirigidos por Noemi Paymal sobre Pedagogía 3000. Su título es “Educar más allá de las creencias: liberando al corazón”. A ver qué os parece...
La dirección para acceder a él es: 
http://vimeo.com/9374224
  Felices encuentros. Un cordial abrazo
                                      Carlos González
 P.D  Temática del vídeo:
¿Cómo puede un maestro empoderar a sus alumnos? O lo que es lo mismo:
¿Dónde está nuestro poder para cambiar las cosas que no nos gustan, para cumplir nuestros sueños....? ¿Por qué no podemos aplicar todo lo que hemos aprendido en seminarios y talleres? ¿Qué nos impide como educadores enseñar de otra manera? ¿Qué pasa con nuestro valor...? ¿A qué tememos y por qué...?
No existe la cobardía, sino los obstáculos al valor
Esos obstáculos están en nuestras creencias, muchas veces invisibles para nosotros mismos. Reconocerlas y saber jugar con ellas es la clave para ceder el poder al corazón, y conseguir el empoderamiento de nuestros alumnos o hijos.
Para más información:
http://www.ladanzadelavida12.blogspot.com/

 

Publicar un comentario

<< Home