Mundo Fusion

domingo, agosto 06, 2006

Mexico lindo y querido...

Acabo de llegar de Logroño de pasar el fin de semana con mis amigos G. y K. Los conocí hace ahora ya casi tres años y medio en un viaje que hice a Mexico. Qué maravillosos recuerdos guardo, y no sólo por visitar un pais que me cautivó desde el primer momento, si no también porque en él nos conocimos. No os ha pasado alguna vez que conoces a una persona y en 5 minutos que hables con ella es como si os conocierais de toda la vida? Pues así me ocurrió a mi con ellos.

Recuerdo perfectamente el instante en el que hablamos por primera vez, estábamos haciendo una excursión por Mexico DF, cuando llegamos a la Catedral empezamos a hablar, lo malo fue que la excursión ya estaba acabando, así que subimos al autobús, nos sentamos al lado y empezamos a hablar sin parar, lo que habíamos visto y donde íbamos a ir luego, íbamos a hacer rutas totalmente diferentes, ellos se iban hacia Taxco, Acapulco... y nosotros a Oaxaca, Chiapas... Menos mal que como todo viaje a Mexico que se precie no puede acabar sin unos días de descanso en la maravillosas playas de la Riviera Maya, después del circuito los 4 íbamos allí, y que coincidencia que más o menos los mismos días y al mismo hotel. Así que nos dimos nuestros nombres y quedamos en buscarnos cuando llegáramos al hotel de la playa.



Recuerdo que cuando organizamos el viaje, habíamos elegido el hotel en la Riviera Maya que mi hermana y mi cuñado nos habían recomendado, ellos habían estado el año anterior y les había gustado mucho. Así que le pedimos a la chica de la agencia si podía ser ese hotel, ella nos dijo que sí, pero que ella nos recomendaba otro que le habían dicho que estaba mejor. Quizás en otra ocasión me hubiera dado igual y hubiera cambiado el hotel, pero no se por qué en aquella ocasión estaba totalmente "encabezonada" con que no quería cambiarlo, y eso que la chica de la agencia nos estuvo llamando hasta casi el día antes para decirnos que si estábamos seguros que queríamos ese hotel, que el otro era mejor y nos lo dejaba en el mismo precio, y yo "erre que erre", que no y que no. Ahora pienso que quizás las cosas no ocurren porque sí, a veces sin saber por qué tomamos decisiones que luego nos llevan a algo que teníamos predestinado. Siempre pienso que si hubiéramos elegido el otro hotel, posiblemente no hubiéramos vuelto a vernos. El día que llegamos al hotel, íbamos a llevar nuestras cosas a la habitación para luego ir a preguntar por ellos e irnos a cenar, pero no hizo falta, justo cuando íbamos hacia la habitación, así nos encontramos en el camino.

Cada vez que pienso en la Riviera Maya, recuerdo lo bien que lo pasamos, nuestras cenas a la carta, el guacamole, los donuts recien hechos del desayuno con el dulce de leche, los banana-mama, la piña colada, el show y la canción del hotel, el baño en la playa contemplando las maravillosas ruinas de Tulum...


Siempre que nos hemos vuelto a ver, lo que nos reimos recordando el día que nos dio por ir a un parque acuático a hacer snorkel, recuerdo a K. saliendo del agua porque había visto un pez enorme, y yo con las aletas fuera del agua, y el chaleco salvavidas que parecía lo llevaba colgando de las orejas, con la cabeza dentro del agua, totalmente decepcionada porque yo no veía ni peces ni nada de nada. Luego cogimos unos neumáticos gigantes para bajar por el rio, eso sonaba genial, pero para mi se acabó convirtiendo en una auténtica "pesadilla", y es que por mucho que intentaba avanzar moviendo los pies y las manos aquello cada vez se alejaba más de donde quería llegar, hubo un momento que casi me tiro al agua y dejo el neumático, pero claro habíamos tenido que dejar un depósito bastante alto y no era plan de tener que pagar todo aquello por un neumático viejo. Así que no me rendí y seguí dándole y dándole, mientras a lo lejos divisaba a los demás explorando las profundidades marinas como si de Cousteau se tratara.

También recuerdo el último día que cenamos ya para despedirnos en el restaurante que estaba al lado de la playa. Mientras cenábamos se podía ver el mar, de repente cuando salimos del restaurante no se veía nada, al principio pensamos que era que se había fundido una farola, pero luego cuando ya vimos varias personas mirando hacia el cielo nos dimos cuenta de que era un eclipse total de luna. Fue la madrugada del 15 al 16 de Mayo, y fue el broche de oro para nuestro viaje...


Por cierto, ahora que me acuerdo, este post se titulaba inicialmente "Mi fin de semana en La Rioja...", aunque claro, me he puesto a escribir y a recordar y no he podido parar, así que creo que el nombre de "Mexico lindo y bonito..." como que es más adecuado ;-) Ya os hablaré pronto de los maravillosos paisajes, el vino de La Rioja, las bodegas y la rica gastronomía de la zona...

Hoy quería dedicar este post, con todo mi cariño,
a mis amigos G. y K., y a su preciosa niña L.,
una personita tan especial como sus "papitos",
me ha prometido que muy pronto vendrá a visitarme...
Gracias por ser como sois, por tratarnos con tanto cariño
y hacernos sentir como en casa...

17 Comments:

At 07 agosto, 2006 01:17, Anonymous RENÉ said...

¿qué tal blanca,amiga?
sabes?..tu has viajado a los recuerdos de mexico..
y gracias a tu post he viajado a la tierra de mi abuelo..a LOGROÑO..
mil recuerdos..su boina ..su acento..sus dichos de la madre patria..
gracias .saludé a mi abuelo .que ya habita los cielos..
y me fui a españa por minutos..
muchos car´ños rené

 
At 07 agosto, 2006 06:38, Blogger Jorge Valenzuela said...

Hola Blanca, espero que más temprano que tarde conozcas Chile, en especial el sur, donde te aseguro que hay paraísos muy similares a Canadá, Irlanda o Escandinavia.

Te dejo un link con fotos de mi tierra, que ojalá te convenzan de visitarme, je, je...


http://community.webshots.com/album/380713179TmQefI


México es un país precioso, tengo muchos amigos allá, así que se trata de un país bello en lo geográfico y en lo humano.

Besos.

 
At 07 agosto, 2006 08:13, Blogger CABINA AÉREA said...

Que rico mi niña...viajar, viajar, viajar....no concibo placer igual.
Y la moraleja de tu hermosa historia..hay que hacerle caso a las corazonadas.
Besitos

 
At 07 agosto, 2006 08:30, Blogger Beatriz said...

Ya veo que Méjico te cautivó de lo lindo ;)

 
At 07 agosto, 2006 10:45, Blogger Lunaria said...

México es uno de mis viajes pendientes. Desde pequeña siempre me atrajo ese país. Supongo que mientras escribías el post habrás disfrutado mucho recordando aquellos momentos.

 
At 07 agosto, 2006 14:13, Blogger Luis said...

Mexico es cautivador, visité hace ya 7 años (parece que fue ayer) algunos de esos sitios y me quedé con ganas de más. Quizás algún día, quién sabe.
Me quedo también con la recomendación de Jorge a cerca de Chile. Este año iré cerca de su tierra, a Argentina. Hay tantos sitios...
Besos

 
At 07 agosto, 2006 14:21, Blogger Fernando said...

Es curioso como se cruzan personas en nuestra vida.
Se ve que lo pasasteis genial en México.
Ya te preguntaré por La Rioja este Jueves. El fin de semana nos vamos a una casa rural en la Sierra de Cameros :-)

 
At 07 agosto, 2006 14:30, Anonymous bylau said...

Aysss! Qué envidia me entra de ver todo eso... con las ganas que tengo yo de un viaje ahora mismo!!!

Gracias por pasarte por mi blog, aunque esté totalmente out por el momento, pero los muy ... de la tienda de informática ni siquiera lo habían mirado cuando fui el viernes a por él, Mu fuerteee!!!

Con la de cosas que quiero subir...

Un besoo

 
At 07 agosto, 2006 15:28, Anonymous Anónimo said...

Te decía que en tu último post escribes “Ahora pienso que quizás las cosas no ocurren porque sí, a veces sin saber por qué tomamos decisiones que luego nos llevan a algo que teníamos predestinado.”

Como sigas hablando de coincidencias y destinos seguro que aparecerá por ahí algún matemático que te traducirá tus sensaciones a un logaritmo neperiano, con muchas raíces cuadradas, muchas q y alguna integral.

La vida, azarosa, está llena de coincidencias, pero sólo las personas que poseen una sensibilidad especial, como tú demuestras con tus escritos, las perciben como extrañas y portadoras de signos misteriosos e inquietantes que les gustaría descifrar.

Ambos conceptos, azar y coincidencias, son en sí mismos atractivos, sugerentes (que se lo digan a Paul Auster). Se cuelan en nuestras rutinarias vidas y nos conmueven y aportan savia fresca para continuar.

La tripodología (ciencia antigua, y renombrada por un amiguete, que se ocupa de buscarle tres pies al gato) no la aplico a estos conceptos, que se me escapan entre los dedos sin poder asirlos.

Mucha salú, compañera de la blogosfera, y gracias por tus elogiosos comentarios.

Pierre Miró

 
At 07 agosto, 2006 15:28, Anonymous respiro said...

Qué bonito recordar recuerdos de ese calibre!! Nunca he estado en Mexico pero estaría bien plantearselo. Me alegra que te gustara lo que escribí. No paso un buen momento.

Un besazo!

 
At 07 agosto, 2006 16:21, Anonymous Esther said...

La verdad es que a mucha gente le sorprende que en un viaje se pueda conocer a alguien que parece que conoces de toda la vida y con quien empiezas una amistad muy grande. Parece sorprendente pero muchas veces ocurre. Y seguro que la casualidad se mete por el medio para que al final todo concuerde.
B y T, veis como el hotel era el mejor de toda Riviera Maya¿?
Besos.

 
At 07 agosto, 2006 16:29, Anonymous clarissa said...

A veces las cabezonerías tienen sentido, por supuesto.
Besos,

 
At 07 agosto, 2006 16:39, Anonymous xienra said...

Nosotros tambien volvimos de Mexico entusiasmados.El pais es estupendo y la verdad que nos quedamos con ganas de volver.

A pesar del huracan, jajaja...

 
At 07 agosto, 2006 20:03, Blogger flor said...

Genial tu relato de México... creo que me han entrado ganas de conocerlo y todo. Dejá de hacer reseñas de lugares tan preciosos que terminaré por pasar mi vida viajando tras tus huellas! ajaja...

Un beso super grande...

 
At 07 agosto, 2006 22:01, Blogger Lolita Blahnik said...

que suerte haber encontrado a dos amigos de forma tan casual!

 
At 08 agosto, 2006 00:28, Anonymous Tomas said...

Geniales los recuerdos!!! Y un placer volver a estar con amigos que hace tiempo que no ves y charlar y charlar (con un buen vino de Rioja delante, todavía mejor :-)

Un beso

 
At 08 agosto, 2006 18:35, Blogger Câline said...

Qué belleza!!
Las fotos muy hermosas y muy mágico el cuento completo, con eclipse incluido. Pienso que lo mágico no deja de estar presente en nuestras vidas: sólo tenemos que darnos el tiempito para verlo. Desde empeñarnos en hacer algo de una manera o sentir una "buena vibra" respecto a algo que surge de pronto y nos abre una nueva visión de las cosas.
Gracias por llevarnos de viaje!

 

Publicar un comentario

<< Home