Mundo Fusion

lunes, septiembre 04, 2006

Las barcas que atracan en mi...

Estos días que he estado por la costa, me he imaginado como si cada uno de nosotros fuéramos un puerto en el que tenemos amarradas un montón de barcas que forman parte de nuestra vida. Hay barcas que llegan, se quedan unos instantes y luego desaparecen sin dejar rastro, otras llegan para quedarse para siempre, otras vienen y se van de vez en cuando...


Algunas están unidas por fuertes cuerdas que son capaces de soportar los días de tormenta y de fuertes vientos que intentan desamarrarlas, otras se acercan mucho a nuestra orilla y con el viento a veces se separan, tensando la cuerda pero sin llegar a romperla, otras a veces van tirando y tirando de su cuerda hasta que un buen día ésta se rompe, y otras, un día sin saber por qué, de repente cortan su cuerda y se van para perderse en el mar...


Una de esas barcas, que yo creía estaba sujeta por una cuerda fuerte, de repente se ha roto y se ha querido alejar de mi puerto sin ni siquiera explicarme el por qué. He encendido mi faro para buscarla en medio de las olas, pero me ha sido imposible encontrarla, el viento ha soplado con fuerza y la ha llevado lejos, mar adentro, donde quizás ya nunca logre encontrarla de nuevo...

He estado dándole un montón de vueltas sobre si publicar mi post de hoy, de hecho he empezado a escribirlo porque necesitaba plasmar lo que sentía, y es que últimamente no consigo apartarlo de mi cabeza. A veces aunque hagamos algo con cariño, puede ser que alguien no lo entienda como tal y se moleste o incluso se enfade. Creo que todos cometemos errores, nadie somo perfectos, y no me gusta pensar que la gente que de verdad me quiere lo espere de mi, porque entonces al mínimo error que cometiera, aunque fuera sin querer, o porque tuviera un mal día, rompería su cuerda de mi puerto para siempre. Del mismo modo no espero que las personas a las que quiero sean perfectas, intento aceptar a cada uno con sus virtudes y sus defectos, al igual que espero ellas hagan conmigo.

A veces alguien puede pensar que le hemos fallado, traicionado, herido, aunque no hubiera sido nuestra intención, en esos momentos creo que si realmente aprecias a esa persona intentaremos disculparnos y explicarlo, y la otra persona, si realmente nos aprecia al menos nos dará la opción de hacerlo. Pero hay veces en que por mucho que lo intentemos alguien que se ha podido sentir herido no nos da ninguna opción, ni siquiera sabemos qué hemos podido hacer que haya sido tan grave, y le damos vueltas y más vueltas sin llegar a comprender qué ha podido ocurrir, nos gustaría poder retrasar las manillas del reloj, y volver a aquel día en el que sin proponérnoslo pudimos herir a una persona querida, pero el tiempo no tiene vuelta atrás, por mucho que lo intentemos avanza inexorablemente, siempre hacia adelante, sin permitirnos deshacer lo que ya está hecho. En esos casos, supongo que hay que aceptar que la cuerda se ha roto y tener la esperanza de que quizás algún día esa querida barca que se fue vuelva a atracar de nuevo en nuestro puerto...


Soy consciente de que "a lo peor" algún día, algo de lo que escriba en este mi pequeño mundo, aunque lo haya hecho de corazón, con todo mi cariño, pueda molestar o herir a alguien, unas palabras, una imagen, una foto, un pequeño detalle... Si así fuera espero que al menos me lo digais y podais perdonarme...

20 Comments:

At 04 septiembre, 2006 17:07, Blogger koletta-1 said...

No olvides que después de la tormenta vuelve la calma y aunquela cuerda se haya roto pueden quedar hilillos microscópicos unidos a tu puerto, quizá sean los suficientemente fuertes para que esa barca vuelva a tu puerto con cargamentos renovados.

 
At 04 septiembre, 2006 18:33, Anonymous flexo said...

sin duda por mi parte lo haré, te lo diré aunque dudo que eso suceda, me gusta este puerto, y la barca en la que he llegado a él, está bien amarrada con una cuerda firme pero dulce...eso espero ;)...animo blanca, que de cuerdas/lazos que se van y vienen, de hacen y se deshacen y nudos está hecho este mundo...y no pierdas la esperanza, tiempo al tiempo, si sólo es un malentendido, seguro que se arregla, ahora bien, me ha encantado tu post y es esa persona la que tiene que reaccionar, porque tú demuestras una postura totalmente abierta y racional para arreglar el "problema" que haya surgido...
...besos

 
At 04 septiembre, 2006 18:48, Blogger Lunaria said...

Al igual que a tí, a mi puerto vinieron y se fueron barcos sin apenas despedida. Después de mucho pensar, llegué a la conclusión de que nada pasó, nada hice, y simplemente se fueron porque prefirieron otros puertos. Hoy doy las gracias porque así fuese. Cada barco es libre de estar atracado donde desee.
Recuerda que es mejor tener pocos barcos y bien anclados y firmes de esos que no desaparecen con los temporales, que muchos de esos que se retirar cuando menos te lo esperas. A lo mejor se arregla, a lo mejor no, pero lo importante es tener la conciencia tranquila de que no hiciste nada de mala fe.

Me alegro de que Fernando te diese semillas. Ya verás que ramos más bonitos salen.

 
At 04 septiembre, 2006 19:28, Blogger mart said...

Blanca,si una barca ha desaparecido entre la bruma del mar...dejala ir,mima con cariño todas las barcas que han decidido permanecer en el puerto...esas si que son valiosas.No somos dueños de las reacciones de los demás,y no por ello podemos dejar de ser nosotros mismos...si has hecho algo de corazón,con todo cariño...¿Porqué habría de molestarme?.Un besito amiga.

 
At 04 septiembre, 2006 20:59, Blogger flor said...

No entiendo cómo algo que puedas publicar pueda herir o lastimar a alguien... si todo lo que escribís está lleno de amor y sinceridad!

Respecto a los barcos y los puertos, es super representativa la imagen. Me gustó mucho.

Ánimo, Blanca!!! A no aflojar que sin puerto los barcos navegarán sin dirección. Contás conmigo siempre...

 
At 04 septiembre, 2006 23:55, Anonymous xienra said...

Bien te entiendo; hace dos años fuimos nosotros los que decidimos soltar las amarras de una de esas barcas, y no una cualquiera sino de sangre propia. Ha pasado el tiempo y seguimos así alejados con la incomprensión que genera una situación de este estilo, pero lejos de querer herir la cuestión era más bien protejer, y ese ha sido y es el precio a pagar.

Tambien esperamos que algún dia cambien los vientos y vuelva a puerto.

Hermoso post Blanca, besos...

 
At 05 septiembre, 2006 00:39, Blogger anuska said...

me ha gustado mucho tu post, y tus fotos, me encanta el mar y al montaña y la catedral de León, q aunq aun no la haya visto, la estudie en historia del arte y me enamore de ella

besitos y animo!!! el mar esta lleno de barcos q quieren llegar y quedarse en tu puerto, el mio ya esta allí, no es muy grande solo una barquita, pero ira creciendo poco a poco...

 
At 05 septiembre, 2006 05:24, Blogger Alexis Coald said...

Amiga gracias por estas letras tan bellas y fotografías, me encanta el mar. los barcos y los faros viejos.
Excelente post
Cariños

 
At 05 septiembre, 2006 08:10, Blogger malatesta said...

Hola Blanca. Por experiencia sé de lo que hablas. Creo que todos lo sabemos. Así que deja que te diga algunas cosas:
a) Aunque somos esclavos de lo que escribimos, porque permanece, no creo que jamás te puedas arrepentir de tu escrito, porque nada hay de malo en él.
b) Recuerda que no has sido tú la que ha roto la cuerda, como dice tu metáfora. La decisión de alejarse ha sido del otro/a.
c) Si ni siquiera estás segura de qué has hecho mal, no será nada de importancia. Y si lo es, un verdadero amigo, antes de darte de lado, viene y te explica la situación por si tiene arreglo.
No sé si te servirán de algo mis palabras, pero espero de verdad que no te sientas culpable sin motivo.

 
At 05 septiembre, 2006 09:28, Anonymous bylau said...

No sabes cuánto te entiendo...no hace mucho he pasado por algo similar y es duro. Ahora estoy en el periodo de ver el hueco vacío en mi puerto y entenderlo y dejarlo ahí, sin querer rellenarlo pero a la vez doliéndome su pérdida. Es extraño, pero que le vamos a hacer... cuando no te dejan más opción no puedes hacer más.

Espero que estés bien.
Mil besosss

 
At 05 septiembre, 2006 10:20, Blogger Mª. Antonia Moreno said...

Hay veces que es mejor que la barca navegue y visite otros puertos... si es amiga, volverá a recalar. sin duda. Errar nos hace humanos. Pedir perdón y esperar es lo que toca.
Un beso

 
At 05 septiembre, 2006 10:35, Blogger eMe said...

...seguro que pronto la encuentras y la cuerda se hace más fuerte

 
At 05 septiembre, 2006 14:46, Blogger Bohemia said...

En relación a los barcos y los puertos, vengo de cultura marinera, así que me ha llegado tus palabras tan hermosas.

Besos

 
At 05 septiembre, 2006 15:39, Anonymous Esther said...

Blanca, como hablábamos ayer... lo ves¿?
No le des más vueltas a algo que has intentado solucionar de mil maneras, pero a lo que no te dan opción.
Sé que no es necesario que te lo diga, pero nuestras cuerdas siempre estarán unidas.
Como te dije hace tiempo... cada día te quiero más.
Besos.

 
At 05 septiembre, 2006 18:51, Blogger Bottonpop said...

Preciosas palabras, bellas fotografías... no te preocupes, Blanca, a veces no tenemos por qué hallar respuesta a todo cuanto hacemos o nos sucede. Incluso de tanto querer hallarlas, lo poco que pudiera quedar, se desgasta y oxida... Y aunque huyo de las frases hechas, he de hacer una excepción y decirte que el tiempo todo lo calma ;)

 
At 06 septiembre, 2006 14:32, Blogger Beatriz said...

Hola cariño! Espero que estés bien. Que seguro que en tu puerto hay muchas barcas que pueden ayudarte a superar la falta de una, a veces tan importante, a pesar de tener muchas más.
Las personas somos muy difíciles, complejas y las relaciones más, puesto que implican a dos. Suerte con tu barca. Y un beso.

 
At 06 septiembre, 2006 15:48, Anonymous Xhiara said...

Luarca, no?

En este pueblo, mi pueblo adoptivo se te pasan todas las penas.
Besos!

 
At 06 septiembre, 2006 17:01, Blogger Câline said...

Hermosa Blanca: Tú sabes que has hecho todo lo que está de tu mano para recuperar esa barca, así que, ahora descansa y sigue adelante, entreteniendo a todas las barcas que disfrutamos de venir a tu puerto y deja siempre la luz de tu faro encendida... ya volverá...
Un beso!

 
At 06 septiembre, 2006 21:51, Blogger Fernando said...

Hola Blanca, mas allá de la perdida de una "barca", me ha gustado la reflexión y el símil que has hecho de la amistad con las barcas y el puerto.
A veces las personas somos complicadas y nuestras reacciones más. Es normal que sientas pena por la perdida de una amistad, más cuanto la sentías cercana. Veo que ya has puesto de tu parte lanzándole una nueva cuerda que repare la rota, ya sólo es cuestión de dejar pasar el tiempo y que amaine el temporal que ha hecho ha esa persona alejarse.
Es cierto que lo ideal sería decir lo que nos ha molestado y dar una oportunidad. Esto sobre todo es más de esperar cuanto más fuerte es la relación que se tiene con una persona, pero no siempre ocurre :-(.
Ánimo que todavía quedan muchas barcas en tu puerto y más que llegaran.
Besos.

 
At 09 septiembre, 2006 15:28, Anonymous Chus said...

HOla chiquilla, mi barca atracó en tu puerto hace aproximadamente tres años y medio y desde entonces la cuerda se va haciendo cada vez más fuerte endureciéndose con esos agradables momentos que compartimos en nuestras pequeñas excursiones, esos ratos en vuestra casa escuchando y viendo esa música de los 80 que tanto nos gusta ... y esas conversaciones por teléfono que aunque son largas siempre se nos hacen muy cortas.

Estoy muy a gusto en tu puerto y espero que tu tambien lo estés en el mio. y si alguna vez sientes que vas a la deriva mi faro siempre estará encendido para guiarte a buen puerto.

Biquiños, Chus




Biquiños,

 

Publicar un comentario

<< Home