Mundo Fusion

domingo, mayo 21, 2006

El camino a casa...


El año pasado por mi cumpleaños unos amigos me regalaron en DVD la película "El camino a casa" del director chino Zhang Yimou, fue la ganadora del Oso de Plata en el Festival de Berlín 2000, ellos la habían visto y les había gustado mucho.

Hasta el jueves pasado no había encontrado un rato para poder verla, entre unas cosas y otras se había quedado en la lista de películas pendientes por ver. Este jueves decidí que era la ocasión perfecta para verla.

Así que, después de la cena, bajé las luces y me tumbé en el sofá para disfrutar como si estuviera en el cine.

Ya desde el primer momento me enganchó, es una película tan tierna y emotiva que me cautivó desde el primer minuto. Muestra de un modo precioso el choque entre lo práctico y lo tradicional, cuando un hombre de la ciudad regresa a su aldea natal para asistir al funeral de su padre. Allí se da cuenta cómo el alcalde del pueblo e incluso él mismo prefieren hacer un entierro lo más práctico posible, trayendo a su padre desde la ciudad donde está el hospital en que murió hasta su casa en un tractor, ya que es lo más sencillo y lo que menos dificultades plantea. Ahí chocan con los deseos de su madre que insiste en que se sigan todas las costumbres y tradiciones, y que su esposo sea traido a su hogar en procesión. El hijo ajeno ya a las antiguas costumbres pregunta extrañado qué significa eso de traerlo en procesión, entonces tanto el alcalde como un anciano del pueblo le dan dos explicaciones de lo que significa, las pongo literalmente como lo dicen en la película:

"Significa que en una procesión el difunto hace el recorrido a su casa por el camino que ha recorrido toda su vida cuando se dirigía a su hogar, de ese modo no se olvidará del camino a casa, es una antigua superstición"

"Según la costumbre tradicional la procesión tiene que pasar por distintos lugares, por ejemplo, pasar por una montaña, cruzar un río y pisar una carretera. Mientras todos gritan hay que dar gritos porque sabes para que siven?, muy sencillo, porque así el difunto recuerda el camino, para eso es la procesión"

A partir de ahí el hijo rememora a lo largo de toda la película la preciosa historia de amor vivida por sus padres, y entiende la importancia de cumplir los deseos de su madre.


En fin, una película preciosa, muestra la diferente forma de ver la vida de dos generaciones, la relación padres-hijos, el amor verdadero... Si no la habeis visto os la recomiendo, la fotografía es una maravilla, cada fotograma es como un precioso cuadro, se nota cómo el director ha cuidado al máximo cada detalle, y la importancia que éste da a los colores. Además, la música da a la película un ambiente casi mágico...

7 Comments:

At 21 mayo, 2006 22:31, Blogger Mente Rapada said...

Tu sitio me gusto mucho!!


Tavox

 
At 22 mayo, 2006 08:48, Blogger Beatriz said...

Es una bonita tradición... Tú último viaje sirve para recordar dónde están tus seres queridos.

 
At 22 mayo, 2006 23:49, Anonymous xienra said...

Visssteeeee, que diría un argentino, gustos similares querida amiga. Postee esta peli, hace un tiempo y aunque no figura en la columna de favoritas solo falta de ella por un olvido, porque en realidad es una aunténtica joya.

¿Quien no tiene un camino a casa?
Yo al menos tengo el mío...


http://xienra.blogspirit.com/archive/2006/03/30/el-camino-a-casa.html#comments

 
At 23 mayo, 2006 04:45, Blogger Câline said...

La anoté para ver si en estas tierras la consigo!!
Siempre es gratificante encontrar películas que nos hacen SENTIR, en todo el sentido de la palabra.
Saludos!

 
At 23 mayo, 2006 20:09, Anonymous Tomas said...

Pufff, qué stress. Bueno ya entregué mi trabajo sobre la película, a ver si al profesor le gusta :-)

En fin, que me alegro mucho de haberla visto y haber aprovechado la excusa para que Blanca la viera porque realmente merece la pena, desde la fotografía (aunque mucho más sencilla que Las Dagas Voladoras, las imágenes del pueblo están perfectas) hasta la sensibilidad con que está recogida la obstinación de la madre por seguir la tradición y la frialadad de una sociedad que ha olvidado sus raíces (como se nota que la he diseccionado, ¿eh? :-)

Un beso: T.

 
At 24 mayo, 2006 21:36, Blogger Blanca said...

Yo creo que todos tenemos un camino, además qué bonito que los nuestros se hayan cruzado. Yo no era muy aficionada al cine asiático, pero cuando unos amigos me regalaron esta película por mi cumple me hizo mucha ilusión y tenía muchas ganas de verla. El otro día cuando la vi me "caló hondo", cuando acabó no podía parar de llorar...
Un abrazo.

 
At 29 junio, 2006 07:03, Anonymous Anónimo said...

Hola que tal me llamo Rosa linda, gracias por la recomendacion de la pelicula, tratare de buscarla aca en mexico para poder verla, con lo que contaste creo es una muy bonita historia, la verdad me gusta mucho tu blog, es muy padre y cool todo lo que hablas...bueno espero seguir platicando contigo..cuidate
sincerly
Rosa Linda
www.fotolog.net/rlinda

 

Publicar un comentario

<< Home