Mundo Fusion

lunes, mayo 15, 2006

Quiero gritar!!!...


Mirad atentamente este cuadro, no os entran una ganas enormes de gritar? A mi me pasó la primera vez que lo vi y siempre que lo hago, tiene tanta fuerza... En este viaje a Nueva York tuve la gran suerte de que en el MOMA había organizada una exposición temporal dedicada a este gran pintor Edvard Munch. Me acuerdo que la primera vez que vi una foto del cuadro "El grito" miré en qué museo estaba ya que me entraron unas ganas enormes de poder cotemplarlo alguna vez en directo. En esta exposición de NY he podido admirar algunas de las obras más importantes de Munch, la gran falta era justo este cuadro...

El 22 de Agosto de 2005 fue robado junto con el de la "Madonna" en el Museo Munch de Oslo ante la presencia de decenas de testigos. Dos hombres armados y encapuchados descolgaron de la pared del museo estos dos cuadros a punta de pistola. Yo me acuerdo que leí la noticia ojeando los titulares de los periódicos de un quiosco que había en la calle, me entraron ganas de gritar!!! Aún hoy sigue sin aparecer, hace unos meses leí que ambos cuadros podrían haber sido quemados, me entraron unas ganas terribles de volver a gritar!!! Cuando he visto esta fantástica exposición y no he visto el cuadro de "El grito", me volvieron a entrar ganas de gritar... Ayer me acerqué hasta el VIPs a comprar el libro de Taschen sobre Munch, en la portada justo viene "El grito", y otra vez sentí esas ganas de gritar...

En fin, que hay tantas cosas que me hacen querer gritar, y no sé porque cada vez que veo este cuadro me vienen todas ellas a la cabeza y sólo pienso en ello: gritar, gritar y gritar!!!

Otro cuadro que me impresionó mucho, y éste si que lo pude contemplar en directo fue el de "Atardecer en el Paseo de Karl Johann", se ha escrito también mucho sobre él, pero yo creo que lo mejor es que cada uno lo contempleis y saqueis vuestras propias conclusiones..., que os transmite, en que os hace pensar, creo que son dos cuadros magníficos para reflexionar sobre ellos...

14 Comments:

At 15 mayo, 2006 22:39, Anonymous xienra said...

"el grito enorme, infinito, de la naturaleza" creo que dijo él. Me gusta más que el segundo, porque me parece sobre todo más intimo, más personal. El tono gris del segundo y esos rostros impersonales y aburridos dan un poco de miedo y todo. Supongo que él quería reflejar la soledad en la que vivió mucho tiempo, o ma mediocridad de esa sociedad. No se. Pero "El Grito", coincido contigo, invita a participar, y sale de dentro...

Me encanta el paseo...y lo sigo...

 
At 16 mayo, 2006 08:42, Blogger Beatriz said...

La verdad es que los cuadros de Munch son inquietantes. Te hacen estremecer... El grito me provoca miedo, deseos de salir corriendo... gritando...

Atardecer en el Paseo de Karl Johann parece representar una ciudad de fantasmas...

 
At 16 mayo, 2006 09:33, Blogger JLPA said...

Me alegro Blanca que nos hayas presentado a Eduard Munch y que hayas tenido la fortuna de ver sus cuadros en directo. Y es que El Grito supuso tb un grito en los movimientos artísticos con el nacimiento del Expresionismo.

Es muy interesante seguir la evolución de este pintor a través de sus cuadros:

* La niña enferma (1885)
* La voz (1893)
* El beso (1897) o el Grito
* El sol (1911)
* Noche estrellada (1923)

El cuadro que propones es oscuro, con los personajes burgueses moviéndose, inquietos, reflexivos a la vez que pseudo-enmascarados. Suponen una huida en la noche.

Me gustaría que viérais su cuadro decidado a la religión que contiene todos los elementos expresionistas como culmen: Gólgota :-P

 
At 16 mayo, 2006 12:14, Anonymous monica said...

A mi el cuadro "Atardecer en el Paseo de Karl Johann" me recuerda a las peliculas de Tim Burton, en las que te sumerges en mundos que te producen algo de agonia y claustrofobia...

monica

 
At 16 mayo, 2006 14:07, Blogger Anabel said...

Hola!!Bienvenida... Qué semanas tan estupendas has pasado...Qué envida:-)

Yo creo que ese cuadro está gritando en alguna parte, como tantas cosas...Los sordos,somos los demás.
Besos!

 
At 16 mayo, 2006 16:12, Blogger Aniuxa said...

Parece que hace poco encontraron a los ladrones, pero el cuadro de El grito. Muy bueno tu post.

 
At 16 mayo, 2006 16:22, Blogger Levosqui said...

Gritar te deja tranquilo. Es como las guerras de almohadas. Pero hay que tener unos vecinos comprensivos para poder gritar a tus anchas.

Munch es un pintor que me gusta. Existencialista, pesado, aunque sabiendo transmitir lo que quería. Leer "La naúsea" de Sartre, luego la angustia de Kierkegaard y terminar viendo uno de estos cuadros, y ponerse a gritar como un loco es todo uno.

 
At 16 mayo, 2006 17:56, Anonymous Tomas said...

AAAAAAAAAHHHHHH!!!!!!

Bueno, reconozco que volver al trabajo me da también ganas de gritar.

Ahora, en serio, Munch era un pintor del que no conocía mucho más que El Grito y que me ha sorprendido al ver en directo. Siendo un fan del expresionismo alemán en el cine, me ha encantado la contrapartida de Munch en la pintura, sobre todo cómo transmite sentimientos intensos en vez de dedicarse a plasmar la realidad. De hecho, por lo que he leído, Munch era bastante buen fotógrafo y siempre dijo que sabía perfectamente cuál era la diferencia entre la pintura y la fotografía, justo la tendencia contraria de otros pintores como Hopper que expresan sentimientos (más sutiles) de forma realista.

En fin, genial!!!

Salu2 y abrazos!!!

 
At 18 mayo, 2006 05:41, Blogger Câline said...

Gritar es lo mejor que hay para soltar... es como vomitar...
Aunque pienso que ambas cosas no las hacemos, no son parte de la cotidianidad.
Este cuadro me encanta y espero que se recupere!! Qué peste son los ladrones!

 
At 18 mayo, 2006 05:42, Blogger Câline said...

Las caras del cuadro que nos has dejado de "tarea", me parecen que denotan que han visto u olido algo inesperado ;-)

 
At 18 mayo, 2006 08:18, Anonymous clarissa said...

Algo de almas gemelas tendremos, por eso me captas tan bien! Te leía anoche y era incapaz de escribir lo que pensaba. No sabes tu cómo me gusta Munch, o mejor dicho, cómo me hace pensar. Me agota! todavía más de lo que estoy, pero me provoca ese dolor-placer… y me gusta el complemento que tu amigo jlpa, nos ha ofrecido. Vi bastantes cuadros en Oslo, su país natal; el museo Munch me pareció lúgubre y triste. Quizá lo estaba yo pero eso nunca me ocurrió con el Moma a pesar se ver cuadros tristes la sensación era distinta. Qué extraño, verdad? Será que los conservadores o directores de museo también tienen su personalidad? Los nórdicos me parecieron tan fríos, tan "hipócritas", con eso de no mostrar lo que sienten que no podría yo compartir mi vida con ellos. El beso que muestra tu amigo, es eso: oscuro, escondido, y el aire de detrás de la ventana se percibe gélido. Much conocía bien lo que le rodeaba y bien lo supo plasmar. Gracias. Tu post es precioso!

 
At 01 septiembre, 2006 20:10, Blogger Fernando said...

Hola, supongo que te habrás enterado, El Grito y La Madonna, han sido recuperados. Es una buena noticia.
Saludos

 
At 25 septiembre, 2006 03:03, Blogger Axel said...

vi la noticia de que s ehabian robado el cuadro en noruega y tambien supe quer lo recuperaron despues mmmmm el cuadro de atardecer me pone a pensar en que lo que trasnmite para mi es:....

miedo, incertidumbre, y desolacion... me desagradan esos sentimientos pero eso es lo que para mi transmite el cuadro no crees o tu que piensas???

besos

 
At 22 febrero, 2010 02:01, Anonymous Melisa said...

Hola!! Estoy haciendo mi tesis del profesorado de Artes Visuales sobre la pintura expresionista alemana...los cuadros de Munch te transmiten tantas emociones, me imagino lo que será verlos en vivo!!

 

Publicar un comentario

<< Home